La educación que se imparte en Orvalle no se limita a lo estrictamente académico, sino que contribuye a fomentar los valores humanos tanto a nivel personal como social. El Colegio cuenta con su propio proyecto de educación en valores, que se lleva cabo con la estrecha colaboración de padres, profesoras y preceptoras.

La preceptora, basándose en el conocimiento de las alumnas a través de las entrevistas personales y la opinión de los padres y de las profesoras, diseña planes de mejora personales para cada alumna, cuya consecución sólo es posible con la completa implicación de los padres. Orvalle también ha diseñado otros medios importantes para la formación de nuestras alumnas:

  • Los Consejos de Curso: son órganos representativos de las alumnas de una clase, y un medio idóneo para conseguir su participación responsable en el gobierno del curso y, de acuerdo con su edad y preparación, en el gobierno del colegio. Están compuestos de: Delegada, Subdelegada y dos o tres vocales. Este medio estimula el sentido de responsabilidad, el compañerismo y el espíritu de servicio, es también una ayuda inestimable para conseguir los objetivos educativos de la clase y un medio excepcional para la formación de las alumnas, preparándoles para el futuro.
  • Los encargos: son un medio de formación que desarrolla la responsabilidad de cada alumno y a la vez sirven para hacer que cada alumno sienta el colegio como suyo al encargarse de una pequeña parcela. Desde los 3 años cada alumno tiene su propio encargo adecuado a su edad y capacidad. Los encargos son rotativos con una periodicidad acorde con la edad de los alumnos y las alumnas.
  • Las Jefes de día: El Colegio es de todos y lo sacamos adelante entre todos. Por eso, a las alumnas de algunos cursos se les pide, una o dos veces al año, este trabajo de jefes de día con el que colaboran en lo que el Colegio necesita.
  • Las Catequistas: son alumnas de 4º de la ESO seleccionadas por las encargadas de preparar a las alumnas para su Primera Comunión, agradeciendo así lo que otras alumnas mayores hicieron con ellas.
  • Las metas: a través de metas quincenales se proponen a las alumnas valores (como la solidaridad, el compañerismo, la laboriosidad, etc), que han de concretarse con su preceptora, para que sean un estímulo para su mejora personal.
  • Orvalle Solidario: como estamos convencidos de que los valores no se aprenden si no se viven, desde el colegio impulsamos las siguientes actividades:
    • Recaudar fondos para diversos proyectos solidarios.
    • Visitar enfermos, ancianos, minusválidos, etc.
    • Organizar campañas de sensibilización en campos tan diversos como la protección del medio ambiente o la defensa de la vida.