¿Sabemos mirar la Televisión?

Inicio/Noticias/¿Sabemos mirar la Televisión?

El martes 28 de marzo, Domingo Malmierca, profesional de la televisión, dio una sesión formativa sobre cómo “Aprender a Mirar la TV” (series de TV y Programas de Entretenimiento), a las alumnas de 4º ESO.

El ponente hizo referencia a alguna charla ya impartida el año anterior en Orvalle, donde comentaba la relación del estudio del cerebro con las estrategias de Marketing y Publicidad. Nuestro cerebro experimenta distintos efectos y sensaciones según a lo que esté expuesto.

Este hecho se acentúa aún más en el mundo de las pantallas. Cuando estamos frente aun ordenador o delante de la tablet o el móvil, la materia gris genera dopamina, el neurotransmisor causante de las sensaciones placenteras y de la sensación de relajación. Esto es algo bueno para nuestro organismo, pero, como todo, en exceso, no se debe abusar. La exposición continuada ante pantallas puede provocar serias consecuencias, tales como el cansancio crónico o la tecnoadicción.

Siguiendo esta línea, Malmierca afirmó que nuestro cerebro en un estado de actividad normal hace uso de las ondas beta, y cuando estamos en una actividad pasiva, como puede ser el ver la televisión, se activan las ondas alfa. Sufrimos un estado de adormecimiento donde somos más vulnerables a la información que recibimos, en este caso somos víctimas de todo lo que nos pongan delante del televisor.

Es muy importante que seamos conscientes de este fenómeno para poder desarrollar un juicio crítico. Ya que los productores de formatos televisivos, así como todos aquellos profesionales enmarcados en el mundo de la imagen y el sonido, son conscientes de ello y lo usan a su favor a la hora de emitir sus productos.

Es de vital importancia saber distinguir entre la realidad y la ficción; al fin y al cabo los roles de conducta que se nos presentan son ficticios, personajes fruto de una gran labor profesional que vela por sus propios intereses. Sin darnos cuenta todo va calando e influyendo en nuestro subconsciente. Es fundamental “aprender a mirar la televisión”.

¿Buscamos información antes de ver un programa o una serie televisiva? El criterio de muchas personas es dejar de ver algo cuando son conscientes de que les empieza a hacer daño, o consideran que es poco recomendable, pero lo cierto es que muchas veces “más vale prevenir que curar”, existen muchas fuentes de información donde podemos contrastar valoraciones sobre los distintos programas y series que se emiten actualmente. Entre ellos la app “Contraste” http://www.appcontraste.com/ , una guía de ocio audiovisual con criterio; como nos indica Elena colaboradora de Domingo Malmierca, que también ha asistido a esta sesión informativa para las alumnas de Orvalle.

Como hemos comentado en otras ocasiones el cerebro de un adolescente está aún en una fase de desarrollo donde todo influye, es por eso que debemos prestar especial atención al entorno en el que nuestros hijos se desenvuelven.

El cerebro es un órgano que debemos cuidar. Domingo Malmierca quiso terminar su intervención destacando una palabra: “El tiempo”. Es mucho tiempo el que nos quita la televisión, y una exposición continuada no ayuda al desarrollo de un cerebro sano. Hay muchas otras actividades que contribuyen al buen funcionamiento de nuestra mente: Hacer deporte, trabajar con las manos (bricolaje, cocina), hacer o asistir a obras de teatro, cantar, bailar, hablar, leer, escribir y por último pintar, decorar u ordenar. Todo estas actividades son la alternativa a una tarde de apalanque extremo en el sofá de casa.

2017-03-29T15:01:07+00:00 29 Marzo, 2017|Noticias|