EDUCACIÓN: INVIRTIENDO EN EL FUTURO

Categorías Áreas profesionales

Gloria Gratacós Casacuberta, directora de los grados de Educación de la Universidad Villanueva. Es doctora en Educación, Licenciada en Económicas por la Universidad de Barcelona, Licenciada en Ciencias Empresariales y Máster en Dirección de Empresas por ESADE. Ha combinado su carrera profesional con una amplia labor docente y directiva en instituciones educativas. Es la Directora del Área de Educación y Psicología del Centro Universitario Villanueva. Sus líneas de investigación se centran en temas como la motivación del profesorado, el liderazgo educativo e implicación de los padres en la educación, entre otros.

Durante su conferencia destacó el prestigio de la labor y la profesión de los educadores. Nunca se había imaginado que se fuera a dedicar a este mundo. No le gustaban los niños y pensaba que no tenía paciencia. Pensaba que su pasión era el mundo de la empresa y la bolsa. Sin embargo, cuando comenzó a trabajar en el sector de consultoría y auditoría, se dio cuenta de que para cambiar la sociedad hay que irse a los colegios, sobre todo a Infantil y Primaria. Es allí donde se impacta realmente en las personas.

Por su experiencia personal, resaltó la importancia de rodearse de gente buena, valiosa y que te impulse a contribuir a la sociedad. Esto conviene tenerlo muy presente, sobre todo porque no sabemos cómo será el futuro y cómo cambiarán las cosas. En este sentido, explicó que lo importante es consolidar quiénes somos y qué queremos, cómo podemos construir un mejor mundo y decidir qué camino queremos seguir para ir moldeando nuestro futuro profesional.

En cuanto a qué talentos requiere este mundo profesional, insistió en la creatividad y en la curiosidad, en esas ganas por aprender y querer aportar soluciones a los problemas de la vida. Asimismo, destacó el valor de la empatía y de la sensibilidad social; el buen humor, pasión y capacidad de ver siempre el lado positivo de la vida. Estos, en realidad, son los talentos que necesita el mundo y, por ende, los talentos que necesitan los educadores.

Finalmente, invitó a los alumnos a que si piensan que quieren ser profesores, que no lo duden, es una profesión de un fuerte impacto social, que deja huella y que realmente transforma vidas.