Identidad

Identidad 2017-02-05T13:21:41+00:00

Orvalle es un centro de enseñanza privado bilingüe de Madrid, con todos los niveles educativos desde los dos años: Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato.

Ofrece una educación integral –humana, científica, cultural, religiosa y deportiva– que comprende todos los aspectos de la persona y que está inspirada en una visión cristiana de la vida, dentro de un clima de libertad y de responsabilidad personal. La enseñanza, a partir de la Educación Primaria es diferenciada.

Orvalle, colegio de identidad cristiana, comenzó su andadura en 1978 bajo la inspiración de de San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. Es una Obra Corporativa del Opus Dei desde el 17 de octubre de 2006.

Misión

El grupo de padres, que en 1978 puso en marcha Orvalle, buscaba formar un colegio femenino que fuera una prolongación de la tarea educativa de la familia según el tono y el estilo del humanismo cristiano. Los padres son los principales responsables de la educación de sus hijos y el colegio asume el compromiso de colaborar con esa tarea. La misión del centro es por tanto facilitar a los padres formación y ayuda en la tarea educativa y educar a sus hijas conforme a los principios de la doctrina católica como mujeres libres y responsables.

Visión

Orvalle pretende ser reconocido como una comunidad educativa orientada hacia el servicio de la persona en sus dimensiones personal, profesional y espiritual. Ofrecemos un proyecto educativo que pretende formar personas con capacidad crítica, promoviendo su autonomía, procurando que se conviertan en transformadores de la sociedad desde una visión cristiana de la vida.

Pretendemos ser un centro de referencia en el sector, tanto en su vertiente académica y docente como en la de la formación humana personal. También fomentamos la cultura y las humanidades, el desarrollo del deporte y la relación con las antiguas alumnas.

Valores

Orvalle promueve todos aquellos valores morales y culturales que se fundamentan en una concepción cristiana del hombre, fomentando en especial los relacionados con el trabajo bien hecho y realizado siempre desde una dimensión de servicio a los demás y a toda la sociedad.

Asimismo, Orvalle difunde el afán de mejora y superación, la visión positiva de las personas y las situaciones, el respeto y la promoción de la libertad y las responsabilidades personales, la sinceridad, la lealtad, el compañerismo, la generosidad, la solidaridad y la búsqueda de la justicia, entre otros.

Educación diferenciada, integral y personalizada

En Orvalle hemos apostado por la educación diferenciada, como un modo de concretar la personalización de la enseñanza atendiendo a nuestras alumnas de acuerdo con sus necesidades y características. De este modo promovemos un modelo educativo que atienda a las diferencias sexuales con el fin de lograr un rendimiento académico más elevado, una formación personal más completa y equilibrada y una igualdad de oportunidades real.

Es una opción educativa más que enriquece la libertad de enseñanza y la pluralidad de opciones al alcance de las familias a la hora de escoger el tipo de educación que prefieren para sus hijos.

Trata de modo integral la primera diversidad de la persona humana: la diversidad sexual, factor definidor de la persona humana que condiciona muchas de sus actuaciones, incluso el modo de aprendizaje.

Atiende las especificidades de los dos sexos de una manera integral. Se adapta al ritmo de madurez de chicas y chicos, potencia las predisposiciones naturales de ambos sexos y fomenta habilidades nuevas en los chicos y las chicas.

Una verdadera educación diferenciada responde a profundas convicciones pedagógicas sobre la eficacia y los beneficios que aporta el hecho de educar a niños y niñas por separado.

En el ámbito internacional, países como Alemania, Estados Unidos, Reino Unido o Australia han adoptado esta fórmula, con el afán de mejorar los resultados académicos y formativos, tanto en la enseñanza pública como privada, aumentando así la capacidad de elección de las familias.

Educación Integral

La educación integral busca el desarrollo armónico de la personalidad. Por lo tanto, abarca y comprende las capacidades espirituales, intelectuales, artísticas, deportivas, sociales y cívicas del ser humano, todas integradas en una sólida unidad de vida.

En Orvalle también se trabaja la formación humana y espiritual a través de actividades que enseñen a las alumnas a pensar en los demás, promoviendo su participación social en distintos proyectos. Algunas de las actividades que desarrollamos cada año son: voluntariado familiar, recogida de ropa, alimentos y dinero, visitas a residencias de ancianos, etc.

Asimismo, desde Orvalle fomentamos de manera interdisciplinar, la educación de nuestras alumnas en un consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente.

Educación personalizada

En Orvalle cada alumna recibe un trato único y personalizado. De la mano de nuestras profesoras y gracias a la enseñanza basada en las inteligencias múltiples y las competencias básicas las estudiantes descubren y desarrollan al máximo sus capacidades y talentos.

En Orvalle existe la figura de la preceptora (coach) para afianzar la atención personalizada a cada alumna. Se asigna a cada familia una preceptora que, a lo largo de los años y en estrecho contacto con sus padres, se responsabiliza de impulsar la formación humana y espiritual y la orientación académica de la estudiante que se le encomienda.

Nuestras docentes, además de formar con excelencia académica y con carácter integral e individual, son también tutoras de resiliencia. Es decir, proporcionan a nuestras alumnas herramientas que les permite afrontar y fortalecerse ante las dificultades, adquiriendo por sí solas los recursos para superar los obstáculos y convertir las limitaciones en factores positivos.