4º ESO y Bach recibe una sesión sobre la Fundación Jaime Alonso Abruña

Fecha: 15/03/2017

SesionPatriciaAbruña ColegioOrvalleEl martes 14 de marzo, Patricia Abruña madre de Orvalle, visitó el colegio para contar a las alumnas de 4º ESO y Bachillerato el testimonio de su vida y la creación de la Fundación Jaime Alonso Abruña.

El origen de esta fundación tiene nombre y apellidos, Pablo Abruña nació en el año 2005 con el déficit de una proteína en su organismo. Desde entonces, la vida de Patricia y su marido no volvió a ser la misma. Tras varias intervenciones médicas, poco a poco se fue descubriendo la debilidad del hígado de Pablo. El hospital empezó a convertirse en un segundo hogar para la familia Abruña, cada día que Pablo pasaba con ellos era un milagro.

Por si fuera poco, Jaime, hermano de Pablo, fue diagnosticado con leucemia. En aquel momento, Patricia se dio cuenta de una verdad que marcaría su vida: “el Señor tiene otros planes, Jaime estaba preparado para ir al Cielo”.

Gracias a los dos hermanos Abruña, la familia pudo abrir los ojos a una realidad que imperaba en los hospitales: la falta de humanidad y la soledad de muchos pacientes. Patricia daba gracias a Dios por tener una familia donde el amor a Dios y a los demás les ayudaba a sobrellevar la carga de una cruz diaria. Fue entonces cuando se percató de la urgente necesidad de compartir todo aquello con quien no lo tenía. Por eso, la  Fundación Jaime Alonso Abruña, que ya cuenta con 236 niños, nace con el fin de ayudar a todos aquellos niños con problemas, como Jaime y Pablo, a tener una infancia feliz.

Patricia Abruña es consciente de que la vida va por otros senderos distintos a los que uno planeaba. Si no hubiera sido por toda la formación que ha recibido de pequeña a través del colegio y su familia, ahora mismo le hubiera sido muy difícil afrontar con positivismo y valentía todas aquellas contrariedades. Como madre del colegio, aplaude la formación integral que Orvalle les ofrece, e invita a las alumnas a empaparse al máximo de todo lo que están recibiendo para así salir mejor preparadas al mundo que mañana les espera.