Carta de agradecimiento de Obispos de Venezuela

Fecha: 21/05/2019

Hace unos meses os contamos que Orvalle había ganado el I Torneo de Debate sobre Libertad Religiosa, organizado por Ayuda a la Iglesia Necesitada y celebrado en la Universidad San Dámaso de Madrid: ¿Deben todas las religiones tener los mismos derechos en un país?

Parte del premio era elegir uno de los 3 proyectos propuestos por Ayuda a la Iglesia Necesitada, para destinar una donación anónima por un valor de 24.000€. El proyecto elegido ha sido la financiación de ayuda de emergencia para sacerdotes y religiosas de Venezuela, que sostienen material y espiritualmente a la población, en los difíciles momentos que vive este país.Venezuela está atravesando una de las crisis económicas y políticas más fuertes de su historia. El Fondo Monetario Internacional estima que la inflación de este país en 2018 será del 13.000%, la más alta del mundo. Los sacerdotes venezolanos llevan ya muchos meses siendo apoyo y soportando una situación crítica que tiene desolada a miles y miles de personas. Nos vemos en el deber de apoyarles para que no desfallezcan anímica y espiritualmente. Especialmente los sacerdotes de las periferias apenas tienen ingresos para mantenerse. En los últimos meses han fallecido ya cuatro sacerdotes y diez se han visto obligados a abandonar el país.

Gracias a esta donación, se ayudará a 31 sacerdotes, en necesidades materiales, así como de mantenimiento de la Curia Diocesana; fortalecer los equipos de pastoral bíblica y catequética con más de 3.000 Biblias. Nuestras alumnas han tenido el honor de recibir una sentida carta de agradecimiento por parte de Mons. Fernando Castro, Obispo de Margarita (Venezuela), en la que también les pide que sigan rezando por Venezuela, que ellos también lo hacen por Orvalle y por España. Asimismo, les invita a vivir con mayor sensibilidad por los más necesitados. También les escribió Mons. Juan Carlos Bravo, Obispo de Acarigua (Venezuela), expresándoles su profundo agradecimiento por tal gesto de comunión e impartiéndoles la bendición y la paz.