Etiquetas:

 Primaria 

Nuestra visita al CSIC

Fecha: 02/11/2021

Las alumnas de 5º de Primaria realizaron una visita cultural al CSIC. Reproducimos a continuación la crónica realizada por dos de ellas, Sofia de Elizalde y Luz Ávila.

El jueves 28 de octubre disfrutamos de una entretenida salida cultural al CSIC, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, donde visitamos muchos laboratorios, además de su biblioteca. 

La Biblioteca del CSIC

Al llegar nos dividimos en dos grupos porque éramos muchas. El primer grupo visitó la biblioteca, ¡era enorme! Según nos dijo la bibliotecaria, ocupaba más de la mitad del edificio y tenía aproximadamente un millón de libros. Nos explicaron cómo encontrarlos y devolverlos. Muchos de los manuscritos eran tan antiguos y frágiles que no está permitido llevarlos por si se estropean. 

Arqueología

El segundo grupo tuvo una sesión sobre arqueología. En ella nos explicaron qué era la arqueología, los distintos tipos que existen y cómo trabajan. Fue muy interesante, porque además nos contaron las últimas investigaciones que estaban haciendo en un barco que se hundió hace muchísimos años.

Los laboratorios

Al terminar nos volvimos a dividir por grupos, esta vez por clases. Cada uno fue a visitar un laboratorio distinto, pero todos tuvimos la oportunidad de verlos todos, ¡nos encantó!

El laboratorio de Arquebiología estudia los animales y las plantas,  así que pudimos observar muchos esqueletos de animales de hace millones de años y otros muy recientes. Aprendimos que si el metal se pone en contacto con los huesos, estos se ponen verdes. También en la parte de las semillas nos dieron a ver unos tallos de amapola carbonizados, y vimos con microscopio unas cuantas semillas.

En el  laboratorio de Arqueometría de materiales y microscopía electrónica vimos piedras y fragmentos de vasijas usadas por civilizaciones antiguas. También pudimos observar algunas tejas desgastadas, varios tipos de metales, e incluso pudimos ver los instrumentos que utilizan para estudiarlos, medirlos, etc. Nos gustó mucho, porque nos dejaron tocar los materiales y utilizar las herramientas para ver para qué servían. 

Por último, el laboratorio de Prehistoria fue uno  de nuestros favoritos, porque había un esqueleto de un hombre prehistórico y nos permitieron tocarlo y verlo de cerca. Los huesos de aquel hombre eran muy antiguos y estaban amarillentos, y algunas partes estaban rotas. No estaba el esqueleto completo, pero tenía casi todos los huesos. También nos mostraron las armas que utilizaban en esa época y nos explicaron para qué servían, cómo las habían hecho, etc. Muchas de ellas eran piedras esculpidas con forma de hacha.

La vista fue muy interesante, y estábamos agotadas, así que nos fuimos a comer al comedor del CSIC. Allí nos sentamos en diferentes mesas con nuestras amigas y estuvimos hablando de todo lo aprendido. ¡Fue un día genial!