"Hoy estamos seguros de que hemos acertado en una decisión muy importante"

Fecha: 13/06/2018

"Ya estamos en Junio y, después de la magnífica fiesta del Colegio, toca echar la vista atrás a lo que ha sido este curso. Para nosotros, padres de 1º de Infantil y del aula de 2 años, ha sido nuestro primer curso en Orvalle. Somos “los nuevos” al igual que muchas otras familias que hemos tenido oportunidad de conocer.

Durante este curso hemos ido poco a poco descubriendo la personalidad e identidad propias del Colegio, plasmadas de una manera muy concreta en una infinidad de propuestas y detalles. Hoy estamos seguros de que hemos acertado en una decisión a la que dábamos mucha importancia. Por eso no podemos dejar pasar la oportunidad de compartir nuestra experiencia y aprovechar para agradecer a todos los que la han hecho posible: profesorado, dirección y personal del centro, preceptora, matrimonios encargados de curso, familias....

Podríamos destacar muchas cosas, pero hay algunas que han sido realmente extraordinarias.

Las personas que hemos encontrado

Desde el principio hemos notado el cariño y la cercanía de muchas personas, tanto personal del centro como padres y madres, que se han volcado en darnos siempre una excelente acogida. Estos vínculos se han ido forjando al calor de cafés y cenas de clases así como de muchas otras actividades y propuestas pastorales del colegio. Sin olvidar a la siempre presente preceptora de nuestras hijas. En suma, ha sido un gran regalo descubrir en este Colegio tantas familias estupendas y admirables, con una alegría contagiosa y con cuyos hijos da gusto pensar que los nuestros crecerán en amistad y compartirán su vida.

Dios siempre presente

Siempre presente y muy cercano, en un Sagrario muy especial que permanece totalmente accesible a solo una puerta corredera del vestíbulo por el que todos los días pasamos alumnas, familias y trabajadores. Un equipo de Capellanes fantástico siempre atento a cuidar de las necesidades espirituales de toda la comunidad. Da gusto compartir las Eucaristías matutinas con otras familias y con la clase a la que pudiera tocar, ser testigos de cómo nuestros hijos van conociendo al Señor de una manera completamente natural.

Formación integral y humana

La fiesta de fin de curso fue una celebración que merece una mención especial. No solo por la estupenda organización, el esfuerzo adicional de adelantarla 24 horas y las actuaciones que tanta dedicación han supuesto a profesoras y a las súper madres costureras que han preparado cientos de disfraces. Para nosotros ha supuesto la confirmación de ver cómo una y otra vez en Orvalle se aprovechan todas las oportunidades para motivar el esfuerzo, la excelencia y la iniciativa de las alumnas, y ayudarlas así con una sana exigencia a que crezcan y maduren de manera integral, alcanzando la mejor versión de sí mismas.

En ese sentido fue muy especial participar del reconocimiento público de los logros del curso, tanto académicos como deportivos y, por encima de todo, humanos.

Todavía seguimos conmoviéndonos cuando recordamos como toda la comunidad educativa puesta en pie dedicaba dos cariñosísimas y prolongadas ovaciones a Carolina, esa joven valiente y luchadora por la que tanto hemos rezado este año, gracias a nuestras hijas y a sus profesoras que siempre la han tenido presente. Llevamos su testimonio y sus palabras grabados en el corazón, así como el afecto que le han demostrado sus compañeras de clase, que ejemplifica cómo en Orvalle nuestras hijas van creciendo en virtudes que les posibilitarán vivir una vida plena.

Se acaba el curso en unas semanas y empiezan unas merecidas vacaciones para todos. Echamos la vista atrás y nos faltan palabras de agradecimiento para lo que ha sido este curso. "Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa.”

Gracias a Orvalle por llevar 40 años alumbrando y, en este, nuestro primer curso, por ser luz a través de todas las personas con las que nos hemos cruzado".

Ariadna Pérez Medrano y Jaime Chapatte Box

Padres de 1º Infantil y Aula 2 Años del Colegio Orvalle