Etiquetas:

 Escuela de padres, Infantil 

El apego paterno en los primeros años de vida

Fecha: 16/03/2022

Begoña - Rodríguez Acosta, psicóloga y madre de Orvalle, habló de la importancia del apego paterno en los primeros años de vida de un niño o niña, en #doceminutos, las sesiones de formación online para padres con hijos de entre uno y cinco años.

Ofrecemos un resumen de las principales ideas a continuación, y al final encontrarás el video completo de la sesión.

La paternidad actualmente

Begoña ha comenzado la sesión reflexionando sobre la situación de la paternidad en la actualidad. ''Venimos de décadas en las que el padre ha sido el gran ausente en la familia, lo que repercute directamente en la poca importancia que la sociedad le da actualmente'', afirmó. El creciente número de separaciones y divorcios, la inmadurez del estilo de vida actual, así como la cantidad de tiempo que consume el trabajo, algunas de los puntos que hacen que el padre no esté presente en la familia.

Además, el contexto social actual de ataque y negación constante a la figura paterna, no facilita el desempeño de este rol. Begoña menciona cómo ''en el último real decreto sobre la paternidad no se menciona la palabra padre, sino que se habla de progenitor distinto de la madre'', como explica María Calvo.

El apego

El apego es lo que va a definir la personalidad del niño, es la base sobre la que se va construir todo su ser. Se forma en los dos primeros años de vida, comenzando en la gestación por el apego a la madre como figura principal. La figura del padre irá introduciéndose poco a poco y va a ser fundamental. El apego define cómo se va a vincular la persona en las relaciones con los demás, cómo va a gestionar las situaciones de estrés, de crisis, cómo va a expresar y recibir el amor, cómo se va a percibir a sí mismo y a los demás, etc.

En la medida en que los padres respondan a sus necesidades, el niño o niña irá desarrollando un buen apego, que es el llamado apego seguro. Esto le permitirá tener una buena autoestima, tendrá confianza en sí mismo y en los demás, lo que le permitirá abrirse al mundo.

El apego paterno

Ambos apegos son fundamentales, y aportan valores distintos que permiten desarrollarse al niño en su totalidad. El padre en el apego es la figura que le diferencia de la madre, y le ayude a abrirse al mundo.

Begoña anima a no agobiarse con querer ser perfectos, sino intentar ser suficientemente buenos.

Relación padre - hijo o hija

Desde que el padre sabe que va a ser padre, si se compromete activamente en la crianza y en la educación de su hijo, biológicamente ya va a experimentar cambios que le facilitarán el encuentro con ese hijo que va a nacer.

El hijo también diferencia desde el principio al padre y a la madre: en las caricias, en la voz, etc. El padre irá cogiendo más protagonismo. Al año jugará mucho más con el niño y tendrá una relación mucho más cercana. Al año y medio el apego se está consolidando y permitirá que el niño se separe de la madre, porque tendrá un apego seguro con ella, y el padre será el que le abra la mirada al mundo, y se vinculará mucho más a él.

Características del vínculo paterno-filial

Es fundamental que el apego al padre sea seguro y sea un buen ejemplo para que el niño, para lograr que se desarrolle completamente. Lo que aporta el apego del padre al hijo:

  1. El padre es el que abre la mirada al mundo del hijo: le invita a descubrir, investigar, etc.
  2. Le brinda oportunidades de superarse, de correr riesgos, de atreverse.. Lo que permitirá al niño aprender a tolerar la frustración, conocerse, ir adquiriendo capacidades nuevas, etc.
  3. Le permite separarse de la madre y que se de un proceso de individualización del niño.
  4. La diferenciación sexual: el padre lo hará posible siendo un buen ejemplo para su hijo, y con su hija, elogiando las características femeninas, también a través de la madre.
  5. Fomenta el autocontrol, la regulación emocional, ya que tiene un rol de contención de impulsos. Además, se ha demostrado que la ausencia del padre tiene mucho que ver con un aumento de la agresividad y de las acciones delictivas en la conducta del hijo en el futuro.
  6. Contribuye a crear un ambiente de unión y colaboración en casa.

Cinco condiciones necesarias para que se de un apego paterno seguro

Presencia del padre: el padre tiene que estar, invertir tiempo.

La frase de que lo importante es la calidad del tiempo y no la cantidad, no es real y es un poco consuelo si no queda otra opción. Es fundamental que ambos progenitores estén todo el tiempo posible presentes.

Begoña Rodriguez-Acosta

Respeto entre los padres: es importante que los hijos vean que sus padres se quieren, se apoyan, se respetan, etc. Este será el vínculo más importante en la relación.

Autoridad y la disciplina: que el padre se gane esta autoridad desde la admiración de sus hijos, siendo un buen ejemplo para ellos. Ser ejemplo de control, de reflexividad, etc. Esto hará que el niño quiera imitarle. Importante hacerlo desde la sensibilidad, para no frutarlo más de la cuenta.

Participación en el juego del padre: permite que el niño regule su agresividad.

Adquirir esa visión del mundo: estimula a investigar y descubrir el mundo.

Sesión completa en video