Categorías:

 Padres y Profesores 

 

Etiquetas:

 Preparadas para el futuro 

Las mujeres matemáticas más influyentes de la historia

En el campo de las matemáticas, igual que en tantos otros, hombres y mujeres han aportado a lo largo de la historia para el desarrollo de esta ciencia. Admiradas por Einstein o Gauss, reseñamos a continuación seis de las mujeres más influyentes por sus brillantes aportaciones, algunas de las cuales pasaron desapercibidas en su época.

Las seis mujeres matemáticas más influyentes de la historia

Hipatia de Alejandría, la primera referencia

Había una mujer en Alejandría que se llamaba Hipatia, hija del filósofo Teón, que logró tales alcances en Literatura y Ciencia, que sobrepasó en mucho a todos los filósofos de su propio tiempo

Sócrates Escolástico

Hipatia nace en Alejandría en el siglo IV. Su padre, el filósofo Teón, era profesor en la Biblioteca de Alejandría. Hipatia fue una maestra de prestigio en la escuela neoplatónica. Entre sus aportaciones destacan escritos como el Comentario de la Aritmética de Diofanto, que dio un impulso decisivo al álgebra con la creación de unos signos matemáticos que simplificaban y agilizaban las operaciones y los cálculos, así como tratados sobre la geometría de las cónicas de Apolonio y los Elementos de Euclides. Otra de sus aportaciones fue la creación de un hidroscopio y de un astrolabio plano.

Apasionada de las ciencias y las matemáticas, defendió hasta la muerte todo aquello en lo que pensaba, por encima de las presiones sociales. Tras su asesinato, desapareció el pensamiento matemático griego que emergerá de nuevo un milenio más tarde durante el Renacimiento.

Quizás también te interese

Sophie Germain, una mujer autodidacta

Sus investigaciones indican que posee una valentía notable, talento extraordinario y un genio superior

Gauss

Sophie Germain nació en París a finales del siglo XVIII. Contra el deseo de su familia, estudió matemáticas de manera autodidacta para evadirse de los tiempos de lucha en los que le tocó vivir. Desde sus inicios, la comunidad científica la mantuvo aislada sin reconocer el trabajo que realizaba. Por este motivo, mantuvo correspondencia con Gauss, ocultando su identidad bajo el seudónimo de Monsieur Le Blanc

Cuenta con grandes aportaciones en la Teoría de Números, con varios resultados relevantes a la hora de demostrar el Último Teorema de Fermat.  Posteriormente se dedicó a la Teoría de la Elasticidad, con varias investigaciones que le permitieron ser la primera mujer en conseguir el Premio Extraordinario de las Ciencias Matemáticas, que la Academia de Ciencias de París le otorgó por su estudio en el que explicaba matemáticamente el comportamiento de las superficies elásticas.

Ada Lovelace, la primera programadora

La imaginación es la facultad del descubrimiento, preeminentemente.  Es lo que penetra en los mundos nunca vistos a nuestro alrededor, los mundos de la ciencia

Ada Lovelace

Hija del poeta Lord Byron, nació en Londres en 1815. Desde su infancia estudió matemáticas, geometría, álgebra y astronomía. Colaboró con Charles Babbage en la creación de la máquina analítica, precursora de la calculadora. Fue la primera persona que elaboró un lenguaje de programación, y lo hizo antes de que existieran los ordenadores. 

Aunque su trabajo no tuvo reconocimiento hasta un siglo más tarde, anticipó el desarrollo del software informático actual, y descubrió el concepto de bucle o subrutina. Hoy en día, el lenguaje de programación ADA se usa en entornos donde la seguridad es imprescindible, como la aeronáutica, la gestión del tráfico aéreo o la industria aeroespacial.

Grace Chisholm Young, coautora del primer libro de geometría

Los métodos adoptados en el presente libro requieren pocos utensilios, sólo papel, ocasionalmente unos pocos alfileres, un lápiz y un par de tijeras

Grace Chisholm Young

Grace Chisholm Young nació en Inglaterra en 1868. Con el apoyo de su padre, estudió matemáticas en la Universidad de Cambridge. Para continuar con su carrera, tuvo que irse del país hasta Göttingen (Alemania), donde fue la primera mujer en doctorarse bajo la tutela de Felix Klein. A su vuelta a Inglaterra, se casó con el matemático William Young, con quien trabajó y publicó varias obras. Entre ellos destaca el Primer Libro de Geometría, donde plasma sus teorías sobre lo conveniente de enseñar geometría en tres dimensiones, y que fue empleado como libro de texto durante varios años.

Sus últimos trabajos nacen en gran medida con aspiraciones didácticas, tanto para los escolares como para sus hijos e hijas, a quienes transmitió su interés por las matemáticas y otras ciencias. Su hijo Frank, que murió durante la primera guerra mundial, prometía ser un gran científico; Janet fue física; Cecily se doctoró en matemáticas en Cambridge, como también hubiese deseado Grace; Laurie también fue matemática y Pat fue un químico reconocido.

Emmy Noether, madre del álgebra abstracta

La señorita Noether fue el genio matemático creativo más importante que haya existido desde que comenzó la educación superior para las mujeres

Albert Einstein

Emmy Noether nació, creció y se formó en Alemania. De origen judío, cuando Hitler llegó al poder tuvo que emigrar a Estados Unidos. Inició sus estudios en historia y lenguas modernas, pero poco tiempo después se cambió a matemáticas. 

Sus principales aportaciones suponen un legado de incalculable valor. El desarrollo de las matemáticas avanza hoy en día bajo el signo de la algebrización, y esto sólo ha sido posible gracias a Noether. Además, sus resultados tienen importantes aplicaciones en el campo de la física de partículas elementales y la teoría cuántica de campos.

Maryam Mirzakhani, la primera medalla Fields

El trabajo de Maryam realmente es un ejemplo sobresaliente de la investigación impulsada por la curiosidad

Ralph Cohen
orvalle matemáticas
Laura Etayo impartiendo clase de matemáticas

Maryam Mirzakhani nació en Teherán en 1977. Desde su adolescencia comenzó a interesarse en la resolución de problemas matemáticos, ganando la medalla de oro en las Olimpiadas Matemáticas Internacionales de 1994 y 1995. Licenciada en matemáticas, comienza su investigación en geometría hiperbólica, aunque destaca por su capacidad y originalidad para mezclar resultados de diversas áreas matemáticas. En 2014 es galardonada con la medalla Fields, máximo reconocimiento en el campo de las matemáticas.

Aunque su trabajo se desarrolla en un plano teórico, en la matemática pura, podría tener aplicaciones para la física y la teoría cuántica de campos. Dentro de las matemáticas, tiene implicaciones para el estudio de los números primos y la criptografía. Murió con solo 40 años, en 2017, a consecuencia de un cáncer de mama, dejando un gran legado académico y científico tras de sí. 

Artículo escrito por Laura Etayo, profesora de matemáticas del Colegio Orvalle

Noticias relacionadas

Principales habilidades de un buen maestro
Nuestros alumnos necesitan de la mirada del maestro para descubrir la grandeza y lo bello que hay en ellos. Esa[...]
Seguir leyendo
¿Y cómo es el buen profesor?
El buen maestro trata de ser mejor persona cada día Ser buen maestro es una dimensión de lo que es la gran meta:[...]
Seguir leyendo