Una lección de optimismo: Fernando Vega de Seoane visita Orvalle

Fecha: 27/01/2023

Un año después de tener un accidente de esquí que le dejó en silla de ruedas (Enero de 2022), Fernando Vega de Seoane no ha perdido su vitalidad, sonrisa ni optimismo. Padre de cinco hijos y empresario, Fernando compartió con las alumnas de Orvalle en el marco de la formación diferencial del colegio, su historia que supone una lección de optimismo: ''por si puede motivar a otros a superar las adversidades de la vida’’. 

La alumna de 4º de la ESO Cecilia Negrón la cuenta a continuación.

Un accidente de esquí lo cambió todo ¿o no?

Ser consciente de que estaría en silla de ruedas toda la vida fue un momento duro. Más si cabe por el estilo de vida tan activo que él tenía. Sin embargo, tras ese momento, se dio cuenta de que había esperanza de ser feliz y no volvió a mirar atrás para abrazar su nueva realidad. ‘’Lo ha afrontado todo con optimismo’’, nos cuenta: “es muy importante sonreír ante los problemas de la vida”.

Durante su testimonio, Fernando se centra más en los aprendizajes que le ha dado su lesión que en los acontecimientos en sí; aunque también nos ha contado los primeros días que pasó acostumbrándose a su nueva situación y las reacciones de su familia ante ello. Nos ha hablado de la odisea que tuvo que pasar con su mujer para poder darse un simple baño, y cómo tomarse esa situación con humor les permitió alejarse de una pelea.

¿Qué puedo hacer por los demás?

Con la intención de informar a sus amigos y familiares comienza una cuenta de instagram (@Fernando_Vega_ de_Seonae) que crece y actualmente tiene más de 35.000 seguidores. Esta cuenta le ha servido para ayudar a muchas personas, que viendo su optimismo frente a su invalidez, se han dado cuenta de que con todo lo que tiene no hay razón de quejarse. Fernando insiste mucho en esto: ‘’Vamos sobrados de lo importante, y las cosas malas son una oportunidad para aprender, Dios las manda por algo’’.

Una lección de optimismo contagiosa

Fernando y su mujer, Beatriz Satrústegui, insisten en que ha habido momentos malos, pero si se quedaran con lo malo no habría hueco para ser feliz y hacer felices a los demás. El optimismo y la alegría con la que Fernando y Bea se tomaron la lesión les ha fortalecido como familia tanto en los buenos, como en los malos momentos.

Gracias a ellos, las alumnas que les hemos escuchado hemos visto lo importante que es confiar en Dios y en los demás, afrontar los baches con alegría y dejarnos ayudar para poder ayudar a los demás; tal y como Fernando y su familia nos han enseñado a hacer.

Personalmente me ha servido para darme cuenta de que ya tengo todo lo que necesito, que tengo que agradecer constantemente lo que tengo y que yo escojo como tomarme los golpes de la vida.  Puedo deprimirme y compadecerme de mí misma o darle una oportunidad al sufirimiento para sacar algo bueno de mí, tal y como Fernando ha hecho. Su actitud optimista y confiada ante la vida me ha impactado, así como la claridad con la que hablaba sobre sus experiencias y sentimientos.

Una lección de optimismo: Fernando Vega de Seoane visita Orvalle

Y si quieres conocer más a Fernando, el pasado mes de noviembre publicó el libro ‘’Si la vida te da limones, pide tequila’’ (2022, Espasa).

Noticia redactada por la alumna Cecilia Negrón.

Noticias relacionadas

La importancia del deporte en la salud
Con el objetivo de que las alumnas sean conscientes de la importancia del deporte en la salud, además de incentivarlo[...]
Formación
La valentía de ser uno mismo
Conseguir ser tu mejor versión requiere valentía. Para lograrlo, Sergi Molas, director de desarrollo de la Facultad[...]