Desafía la gripe con prevención

Fecha: 15/02/2019

El Coronavirus y la gripe

En el año 2019 surgió un nuevo Coronavirus COVID-19, causando la pandemia que actualmente vivimos. El COVID-19 es un virus respiratorio con formas de transmisión y síntomas muy similares a la gripe. Ambas se pueden presentar con síntomas muy variables, desde ausencia de síntomas (asintomático)  hasta síntomas muy graves. 

Síntomas comunes

El Centro para el Control y la Prevención de enfermedades (CCPEEU) enumera los siguientes síntomas muy comunes entre ambas:

  • Fiebre o sentirse afiebrado/con escalofríos
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta el aire)
  • Fatiga (cansancio)
  • Dolor de garganta
  • Mucosidad nasal o nariz tapada
  • Dolor muscular y molestias corporales
  • Dolor de cabeza
  • Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos

Síntomas diferentes

Sin embargo, las diferencias son muy pocas. En el caso de la gripe, puede provocar enfermedades leves a graves, incluidos los signos y síntomas más comunes mencionados arriba. Mientras que el COVI-19 causa enfermedades más graves en ciertas personas, y puede incluir síntomas como la pérdida del olfato o del gusto.

Qué hacer ante la duda entre coronavirus y gripe

Al ser síntomas muy similares, en la mayoría de los casos es difícil distinguir entre ambas enfermedades, por lo que es necesario realizar una prueba de detección para confirmar el diagnóstico. 

Aunque aprendemos más cada día acerca del COVID-19 y el virus que causa la enfermedad, aún se desconoce mucho al respecto. En la página del CCPEEU realizan una comparación sintomatológica del COVID-19 con la influenza o gripe, que resulta de interés.

Si presentas síntomas compatibles con COVID19  es importante contacte a su centro de salud más cercano.

La prevención, pieza fundamental

Desde el  Servicio Médico del Colegio Orvalle, sabemos que con las bajas temperaturas del invierno y los cambios bruscos entre calor y frío, aumenta la preocupación de los padres ante la posibilidad de que sus hijos se contagien de gripes, resfriados o cualquier otra afección respiratoria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que:

"La gripe se puede propagar rápidamente cuando una persona tose o estornuda y esparce por el aire gotículas que contienen el virus. También se puede propagar por las manos contaminadas con el virus. Cuando se tose hay que taparse la boca y la nariz con un pañuelo y después tirar este y lavarse las manos a fondo y regularmente".

Cinco consejos preventivos básicos frente a las infecciones

La mejor manera de evitar la propagación e incidencia de gripe y virus similares, es que todos los miembros de la familia adopten medidas preventivas. Es por ello que nuestra médico, Susy Yánes, nos facilita cinco consejos básicos que deben ser norma general en todos los hogares, para tratar de proteger a nuestros hijos de este tipo de enfermedades:

Medidas higiénicas

La importancia de un buen lavado de manos

La salud empieza por una buena y correcta higiene individual, para ello es fundamental que nuestros hijos adquieran desde muy pequeños una serie de hábitos en cuanto al aseo, alimentación y deporte. Como explica la médico de Orvalle, el frecuente lavado de manos es una de las formas más eficaces de prevenir la propagación de muchas de las enfermedades infecciosas. Sin embargo, los adultos también tenemos que recordar la importancia de repetir este hábito varias veces al día.

Por ejemplo, antes de comer y cuando se vaya a manipular alimentos, después de estar en contacto con animales, después de hacer uso del baño, al llegar a casa, si se ha tocado dinero u objetos de uso masivo y, evidentemente, si las manos están sucias.En Orvalle contamos con dispensadores de gel desinfectante, que los alumnos utilizan, o en su defecto un buen lavado de manos:

  • Al llegar al Colegio.
  • Antes y después de estar en contacto con un usuario.
  • Tras estornudar, toser o sonarse la nariz, o tras estar en contacto con alguien que lo haya hecho.
  • Después de utilizar el baño, el transporte público o tocar superficies sucias.
  • Antes y después de comer.

Medidas higiénicas en las manos

Llevar las uñas cortadas, evitar el uso de anillos, pulseras y pendientes o retirar el maquillaje u otros productos cosméticos que puedan ser fuente de exposición prolongada en caso de resultar contaminados; resulta clave para frenar la propagación del virus.

Medidas higiénicas en la cara

Llevar el pelo recogido, evitar utilizar lentillas o tocarse los ojos, nariz o boca, constituyen medidas fundamentales para evitar la propagación de un virus.

¡Educa con el ejemplo!

Está demostrado que el cumplimiento de unas buenas medidas de prevención nos ayudan a disminuir mucho la incidencia de todos los virus respiratorios. Para crear conciencia en los niños y lograr estas medidas de prevención, debemos educar siempre con el ejemplo, creando hábitos y rutinas desde casa. Los niños aprenden imitando a sus padres y familiares.