Etiquetas:

 Primaria 

Samlo: ''Quiero estructurar mi vida pensando en los demás''

Fecha: 22/04/2022

Samlo tiene 27 años, una sonrisa contagiosa y un propósito claro: estructurar su vida pensando en los demás. Hoy ha venido a Orvalle para contar a la clase de su hermana María y a todas sus amigas, cómo lo hace. Así ha sido la sesión de formación que 5º y 6º de Primaria ha tenido esta semana.

Dibuja con Samlo

La cuarentena convirtió a Santiago María López Piuma en Samlo, un profesor de dibujo para más de 28.500 niños de 17 países durante los 93 días que duró la cuarentena. 

Samlo ilustrador
Dibujo hecho por Samlo (@samlo.es)

Todo empezó una tarde cuando acababa de empezar el confinamiento y Javier Callejón, su amigo y profesor de la Facultad de Comunicación de Navarra, le propuso darle una clase de dibujo a sus siete hijos. Samlo accedió, y tras el estreno la voz se fue corriendo y a los pocos días ya eran miles los que se congregaban cada tarde para aprender a dibujar con Samlo. 

Una hora y media de clase online en la que el público variaba desde los 3 años hasta hermanos, padres o incluso abuelos, que disfrutaban aprendiendo a dibujar en familia. Samlo estaba entonces pasando la cuarentena completamente solo en su piso de Pamplona, y recibía mensajes como este de una madre que le escribía desde Argentina: ''Te convertiste en parte de nuestra nueva rutina y te lo agradecemos muchísimo''. 

Nunca se imaginó dando clases de dibujo, y menos la repercusión que logró conectar cada tarde a casi 30.000 niños y sus familias, de más de 15 países. Samlo lo tiene claro ''A true act of creativity always sparks another''.

Semillas entre cenizas

Samlo entiende su talento como un don de Dios y ''tenía claro que ese don no era solo para mí, sino para poder ayudar a otros'', y acá estamos dando los frutos’’. Por eso, cuando se levantó una mañana y vio que la guerra de Ucrania había estallado, decidió embarcarse en la aventura de viajar hasta Polonia para ayudar a los miles de niños que estaban huyendo de su país en busca de un futuro mejor.

Acompañado por Clara, una trabajadora social especializada en niños y que no conocía hasta que se montaron juntos en el coche, emprendieron la aventura con dos condiciones muy claras: no quejarse por nada y no dejar de sonreír. Gracias a la repercusión que había tenido la acción que realizó en la pandemia Dibuja con Samlo, enseguida le escribieron familias españolas que estaban en Varsovia dispuestas a acogerles. 

Fueron a cinco centros de refugiados, los peores de Varsovia, con el objetivo de darles un gran abrazo creativo a través del arte. Además, Volvo y Apple se sumaron a esta aventura, proporcionándoles los medios necesarios.

‘’Estoy muy agradecido al Colegio Orvalle por las cartas y las donaciones que nos hicieron llegar. Todos los niños tienen sus cartas’’

Samlo

Establecieron un horario que incluía las clases de dibujo, y otras actividades con el objetivo de distraerles de la guerra: jugar a fútbol, cantar, aprender español o bailar. 

ucrania samlo
Dibujo realizado por Samlo (@samlo.es)

''Llegamos a 438 niños, puede parecer mucho o nada en comparación con los 6 millones de refugiados. Pero al menos pusimos semillas en medio de cenizas''

Samlo

La situación que allí encontraron resultó impactante. Hermanos sin padres que se encontraban solos en el refugio, niños con sus madres mientras sus padres luchaban en el frente, etc. Samlo afirma que la experiencia fue  posible gracias a sus tres imprescindibles: dormir bien, comer bien e ir a Misa. La oración sin duda fue su arma más poderosa para lograr afrontar el dolor de las familias, y aportar luz a través del arte.

Samlo continúa sumergido en distintos proyectos teniendo claro su objetivo: estructurar su vida pensando en los demás.