¿Ser Educador, Psicólogo o Enfermero?

Fecha: 13/03/2018

El pasado lunes 5 de marzo comenzó en Orvalle la Semana de Orientación Profesional. Este programa, organizado por el Departamento de Orientación del Colegio y dirigido a las alumnas de 4º de Secundaria, comprende cinco jornadas de conferencias y talleres con profesionales de distintas áreas, test vocacionales, sesiones acerca del horizonte universitario y visitas a instituciones de estudios superiores.

El objetivo es que las alumnas conozcan en profundidad las profesiones por las que están interesadas, mostrarles otras salidas profesionales que les resultan desconocidas y explicarles las cualidades necesarias para desarrollarse con éxito en estas áreas.

Gloria Gratacós, doctora en Educación y directora del Área de Educación y Psicología del Centro Universitario Villanueva, comenzó su sesión contando el especial cariño que siente por Orvalle, porque cuando fue nombrada por primera vez directora de un colegio, la primera carta de felicitación que recibió, fue de la directora del Colegio Orvalle.

Ya entrada en materia, explicó con gran convicción y orgullo que para ella "Educación" es la carrera que cambia el mundo. Ante la reflexión de "qué tenemos todos en común", contestó que todos hemos pasado por manos de profesores, todos tenemos en común que ellos han impactado en nosotros de alguna manera y que todos siempre recordaremos al menos a un profesor que nos haya dejado huella.En este sentido, enfatizó que lo más importante es ser un buen profesor, sobre todo los de Infantil puesto que es en esta etapa donde se fijan los cimientos para luego seguir construyendo en las etapas sucesivas. Si las bases no están bien determinadas a temprana edad, el crecimiento a largo plazo será más frágil.

Gratacós profundizó en que la educación te permite impactar en la gente, transformarla, sacar de ellos su máximo potencial. Para justificar su reflexión, enumeró que existen tres tipos de motivación: extrínseca, intrinseca y altruista, todos tenemos un poco de cada una y algunos tienen mucho de las tres integradas.

La motivación extrínseca más común son las condiciones salariales, es un motor natural y frecuente en todos. La motivación intrínseca, en el caso de un alumno, es cuando se sienta a estudiar y descubre que entiende y que está realme aprendiendo algo útil o interesante. Por su parte, para un profesor su motivación intrinseca está en el gusto por lo que explica, por su trabajo, por el conocimiento. En cuanto a la motivación altruista, explicó que esta radica en cómo impacta un trabajo en la sociedad, cómo trasciende y cala en las personas, en cómo ayuda a los individuos.

Por último, la experta en Educación concluyó: "Cuando decidáis qué queréis estudiar, pensad y distinguid qué es lo que os mueve más, a qué tipo de motivación responde esa vocación".

Beatriz Corbí, doctora en Psicología y directora del Máster Universitario en Psicología General Sanitaria del Centro Universitario Villanueva, les ha hablado de la carrera de Psicología y de lo importante e indispensable que es para la sociedad, bien sea para apoyo individual o grupal como es el caso de múltiples colectivos como la Policía, militares, médicos, publicidad, situaciones de catástrofes y emergencias, etc.

 

A nivel de conocimientos y campos a estudiar, Corbí especificó que la psicología comprende distintos ámbitos como: estadístico, humanístico, fisiológico, de investigación, emocional, de proyección, etc. Se trabaja la memoria, la percepción, la motivación, la atención y un sinfín de aspectos de la mente humana.

En cuanto al ejercicio profesional, enfatizó en la importancia y valor del poder de la comunicación, de las relaciones humanas, de saber escuchar y empatizar pero hasta cierto nivel, sin excederse.

A través de múltiples ejemplos y atendiendo a las preguntas de las alumnas, describió las distintas salidas profesionales que comprende esta carrera.

Belén Aguilar, enfermera de Orvalle y antigua alumna de la UNAV, impartió su sesión sobre el grado de Enfermería. Una extrema vocación y gran “espíritu de servicio” es lo que se requiere para ser un buen enfermero.

Durante su conversación con las alumnas, destacó que es fundamental que sepan que cualquier carrera profesional necesita dos requisitos básicos: vocación y motivación. Al entrar en su campo profesional, definió la enfermería como el “arte de cuidar” y explicó que en ciertos momentos se puede sufrir, sobre todo por la empatía emocional que se genera con los pacientes, pero que con cabeza e inteligencia emocional se puede afrontar cualquier dificultad, sobre todo cuando se tiene claro que el ejercicio es ayudar a las personas.

“El don más preciado que tenemos después de la vida es la libertad” así declaraba Ana Sanz, inspirando a las alumnas a que es necesario tener a gente muy bien formada en el mundo del Derecho, donde hay que defender a personas que depositan su confianza en tus manos, por lo que es una carrera con alta vocación de servicio.