Ser feliz hoy es posible, por Luis Gutiérrez Rojas

Fecha: 02/03/2021

Recientemente los matrimonios encargados de curso (MEC) han tenido la conferencia del segundo trimestre. En esta ocasión, el invitado fue el Psiquiatra Luis Gutiérrez Rojas, que  hablo sobre tres aspectos principales:

  1. ¿Qué es la inteligencia emocional?
  2. Claves para fomentar la inteligencia emocional
  3. Soluciones prácticas para el día a día

A continuación resumimos las principales ideas de la sesión.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad de:

  1. Percibir las emociones
  2. Comprender las emociones
  3. Manejar las emociones
  4. Y utilizar las emociones

Una persona emocionalmente inteligente es capaz de gestionar los sentimientos propios y ajenos, con el fin de que no le afecten.

Hábitos/comportamientos de la persona emocionalmente inteligente

Luis Gutierrez Rojas

Luis Gutiérrez Rojas.

Las personas emocionalmente inteligentes realizan una serie de hábitos y comportamientos, que son los que se atribuyen a la capacidad de gestionar las emociones propias y las de los demás.

Parece que tenemos que estar constantemente motivando a nuestros hijos, para que sean las emociones las que le muevan. Debemos escuchar a la emoción, pero no podemos dejar que nos domine.

1) Prestar atención a lo que sentimos

Ser conocedores de nuestros propios sentimientos, siendo también conscientes de cómo los estados de ánimo y las emociones influyen en otras personas.

2) Saber cómo se sienten las demás personas

La empatía implica la capacidad de entender las emociones del resto de personas, pero sin dejar que estas nos dominen. Por ejemplo; si un compañero de trabajo está frustrado o molesto, y tú sabes lo que siente, podrás gestionar tus respuestas de forma adecuada para que no se sienta peor. En nuestra sociedad tenemos carencia de empatía, debemos tratar de abrirnos a los demás.

3) Ser capaces de regular nuestras emociones

Tratar de pensar antes de actuar, estando en sintonía con lo que sentimos, pero sin dejar que la parte emocional nos domine. Es bueno deshágase, pero no podemos dar rienda suelta a todo sentimiento, porque sino no aprenderemos a regularnos.

4) Están motivadas

Las personas con capacidad emocional sienten motivación para lograr sus metas, y están dispuestas a manejar sus conductas y sentimientos, con el fin de alcanzar el éxito a largo plazo. A veces solo nos motivamos por nuestro interés, pero estar motivados por el otro es muchísimo más enriquecedor. Pocas cosas dan más satisfacción que ayudar a los demás. La motivación desde el afecto es parte de la inteligencia emocional y muy fundamental.

5) Tienen una gran habilidad social

Saben cómo tratar a los demás de forma adecuada porque están en sintonía con sus sentimientos y los de los demás.

6) Son capaces de hablar de sus sentimientos con los demás

Además de poder hablar de sus sentimientos de forma pública, están dispuestas a hacerlo sin importarles el qué dirán. Expresarlas sin exagerar, sabiendo poner en palabras a los sentimientos.

7) Son capaces de conocer las causas

Saber por qué sentimos eso, identificando la fuente verdadera de esos sentimientos. Cuando conoces las causas, no sufres. Por ejemplo; es una persona fría porque no ha tenido un entorno que le haya enseñado a expresarse. Y ya no pido más de lo que la persona me puede dar.

Claves para fomentarla

Debemos intentar tener un cierto equilibrio entre el amor y las normas, como refleja este gráfico:

Captura de pantalla 2021 02 26 a las 14.47.04

Emociones negativas

Emociones como la tristeza el asco o la ira son fundamentales porque nos hacer ver la vida de una forma mucho más homogénea y nos hacen madurar. Y debemos aprender a enfrentarnos al problema o la emoción negativa, porque en la vida no todo es alegría. No podemos estar todo el rato enseñando a nuestras hijas, un mundo maravilloso, porque las cosas negativas también existen.

Soluciones prácticas para el día a día

1) Cultivar la voluntad

21bb1b1e 3eaa 4d00 9299 2ebef72ed1a6Como decía Séneca ''El día que te domine el placer, te dominará también el dolor''. No se trata de sufrir, sino de darle un sentido al sufrimiento. Podemos ayudar a la gente a manejar el dolor para aliarles.

2) Aceptar el papel que el dolor va a tener en nuestra vida

No se trata de tener una visión optimista absurda de la vida, sino de aprender a convivir con el dolor. No tener miedo a mostrar nuestras dificultades. Encontrar sentido al dolor es algo nuclear.

En el libro ''La búsqueda de la felicidad: por qué no serás feliz hasta que dejes de perseguir la perfección'' (Alienta, 2011), el psicólogo de la Universidad de Harvard, explica las cuatro enseñanzas que podemos aprender con el sufrimiento, sin convertirnos en masocas:

  1. Sabiduria
  2. Resiliencia
  3. Compasión
  4. Conocer las cosas tal y como son

 

El próximo 9 de marzo Maria Azpiroz, experta en inteligencia emocional nos dará las claves para educar emocionalmente en la infancia. ¡Inscripciones abiertas!