5 recetas Navideñas para hacer en familia, por Prada Chef

Fecha: 01/12/2020

Se acerca la Navidad, esa época tan familiar que a muchos nos gustaría poder meter en botes, para luego ir abriendo poco a poco y volver a saborear a lo largo del año.

Recuerdo con especial cariño las tardes de invierno en las que venían todos mis primos, abuelos, tíos, etc. a casa a cenar. Poníamos los villancicos a tope, nos reuníamos en el salón, y cada uno teníamos una misión. Unos ponían la mesa, otros ayudaban con los aperitivos, también había quien cantaba,  y, por supuesto, no faltaban los críticos culinarios. Mi madre sabía a quién encargar cada cosa para que todos estuviéramos contentos con nuestra función. Y el que no fallaba nunca era mi padre, cortando el jamón que duraba más bien poco en el plato. 

Para estas navidades especiales, os propongo un plan, para que ni el covid frene nuestra manera de disfrutar en familia.

Soy Almudena Prada, orgullosa Alumni del Colegio Orvalle, y Junior sous Chef y profesora en la Escuela de Cocina Lakefield Hospitality College (Londres). Mi lema es: ''Si yo cocino, tú también cocinas''. Así que manos a la obra. Y si te quedas con ganas de más, puedes encontrar más recetas en mi canal de YouTube.

 

Cinco recetas navideñas para hacer en familia

Os propongo cinco recetas navideñas con las que involucrar a toda la familia en estas navidades. Ya veréis que a más de uno le salen esas dotes culinarias que tenía algo escondidas.

  1. Saquitos de jamón york y queso
  2. Mejillones a la marinera
  3. Pan de chapara fácil
  4. Roscón de Reyes
  5. Napolitanas de crema pastelera y chocolate

1) Saquitos de jamón york rellenos de queso

Comenzamos con un aperitivo sencillo y con el triunfo asegurado. Esta receta se la puedes encargar a los más pequeños de la casa, bajo la supervisión de un mayor. navidad recetas ninos scaled

Ingredientes para 15 personas

  • 30 lonchas de jamón york
  • 30 lonchas de queso 
  • Harina para rebozar
  • Huevo para rebozar
  • Pan rallado.
  • Aceite para freír.

Elaboración

  1. Enrollamos las lonchas en forma de canutillo
    En primer lugar, sobre una tabla o un plato, ponemos una loncha de queso sobre una de jamón, procurando que no sobresalga por los bordes. Hacemos un rollito con las lonchas, dejando el queso en el interior. Repetimos este paso con todas las demás.
  2. Empanamos los rollitos de queso y jamón york
    Cuando tengamos todas las lonchas enrolladas, pasamos cada una por la harina, el huevo batido y el pan rallado. Una vez tengamos todos hechos, en una sartén ponemos a calentar una buena cantidad de aceite -lo suficiente para que los rollitos queden cubiertos- a fuego fuerte.
  3. Freímos los rollitos que acabamos de empanar
    Cuando el aceite esté bien caliente, metemos los rollitos en pequeñas tandas. Dejamos que se cocinen 2-3 minutos, hasta que se doren. Finalmente, con la ayuda de una espumadera, los retiramos del aceite y los colocamos sobre papel absorbente, para eliminar el exceso de grasa. Después, servimos.

2) Mejillones a la marinera

Este aperitivo es el típico que llevas a la mesa, destapas, y cuando vuelves a mirar ¡ya no quedan!. Así que te recomendamos hacer abundante cantidad.

prada chef 1 scaledIngredientes

  • 3Kg. de mejillones.
  • 7 hojas de laurel.
  • 3 cebollas pequeñas picadas.
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera.
  • 3 cucharadas de harina de trigo.
  • 1 vaso de vino blanco (a ser posible gallego, un ribeiro o un godello).
  • 1 vaso de caldo de cocción de los mejillones.
  • Un manojo de perejil fresco picado.
  • Sal (al gusto).
  • Aceite de oliva virgen extra.

Preparación de los mejillones a la marinera

  1. Previo a la elaboración propiamente dicha quizás el trabajo más laborioso sea el de lavar bien los mejillones. Retiraremos las barbas (pelillos laterales que salen de cada una de las conchas) ayudándonos con un cuchillo para tirar mejor. Después limpiamos las conchas por fuera para eliminar los restos de barbas.
  2. Una vez lavados comenzamos con la preparación. Para ello colocamos los mejillones en una cazuela con muy poca agua, sal y las hojas de laurel. Tapamos la cazuela y la llevamos a ebullición. El olor de este primer paso es realmente agradable. Dejamos hasta que las conchas estén abiertas (un minuto aproximadamente) y retiramos del fuego.
  3. El siguiente paso es separar las conchas. Pasamos la parte que tiene el mejillón a otra olla y reservamos. Si tenemos una cocina de gas podemos colocarlas sobre una cazuela de barro. Tiramos las conchas vacías.
  4. Colamos el agua de cocción con la ayuda de un “colador chino” y la guardamos para usar más adelante.

Preparación de la salsa marinera y montaje final

  1. Ahora vamos con la salsa. Ponemos un poco de aceite en una sartén y añadimos la cebolla picada. Cuando esté dorada se incorpora el perejil picado y se remueve. Seguidamente espolvoreamos las cucharadas de harina, removemos y dejamos que tome color.
  2. A continuación vertemos el caldo de la cocción del marisco, el vino blanco y con la ayuda de una cuchara incorporamos el pimentón. Mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos cocer unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
  3. Vertemos la salsa en la olla en la que tenemos los mejillones, y dejamos que cueza unos 1 ó 2 minutos a fuego medio, meneando de vez en cuando para que la salsa espese y no se pegue al fondo.
  4. Antes de servir el plato dejamos unos minutos para que la salsa repose. Si la hemos preparado en una cazuela de barro podemos presentarla directamente en ella. En nuestro caso la servimos en una fuente regando bien los mejillones con la salsa que queda en el fondo.

También puedes probar esta versión de mejillones en su salsa:

3) Pan de chapata fácil

Un buen pan en la cena más importante del año no puede faltar. Casero, crujiente por fuera y con abundante miga, puede ser el mejor aliado para acompañar esos ricos patés que no sabes con qué poner. Sorprende a tus invitados cocinándolo tú mismo. ¡No te despistes que aunque es sencillo, tiene muchos pasos!

Ingredientes

  • 500g de harina de trigo de fuerza.
  • 10g de levadura fresca de panadería (o 3,5g de levadura seca de panadería).
  • 10g de sal.
  • 400ml de agua muy fría.
  • Aceite para engrasar.

Elaboración

  1. Antes de empezar con este pan es importante asegurarnos que tenemos agua muy fría disponible. Seguro que este no es problema si acostumbramos a tener Professional cookery October 2020 2 1 scaled
    agua en la nevera o hielo en el congelador, pero si no es el caso acordaros de meter una botella de agua en la nevera unas horas antes de empezar.
  2. También necesitamos un recipiente amplio con tapa, porque en él vamos a meter la masa y la vamos a guardar en la nevera. No queremos que le entren olores ni sabores extraños, así que la tapa es imprescindible.
  3. Pesamos todos los ingredientes antes de comenzar y preparamos el recipiente para que, una vez arranquemos, no tengamos que parar por ninguna causa.
  4. En un recipiente hondo y amplio colocamos la harina y la sal. Mezclamos bien para que la sal se distribuya por toda la harina.
  5. En otro recipiente mezclamos el agua y la levadura. Removemos y trabajamos con los dedos para que se diluya bien hasta homogeneizar.
  6. Creamos un hueco en el centro de la mezcla de harina y sal y vertemos la mezcla anterior en su interior.
  7. Con ayuda de una cuchara o las manos, bien limpias, removemos e integramos la harina poco a poco.
  8. La masa que obtenemos es muy pegajosa e hidratada. No se puede amasar porque se queda pegada a las manos.

Reposo y plegado de la masa de pan de chapata

  1. Trasladamos la masa al recipiente que tenemos preparado, tapamos y guardamos en la nevera durante 24 horas.
  2. Durante este tiempo la masa fermenta en frío, por eso necesita tantas horas, y crece hasta triplicar su volumen o incluso más.
  3. Por esto, lo mejor es empezar este pan por la mañana y terminarlo a la mañana siguiente, cuando tendremos tiempo para continuar el proceso sin prisas y hornearlo para la hora de la comida.
  4. A la mañana siguiente retiramos la masa de la nevera y la volcamos en una bandeja bien embadurnada de aceite para que no se pegue. Se puede usar el aceite que se quiera, pero a nosotros nos gusta el de oliva virgen extra porque algo de sabor le da al pan.
  5. Empezamos a plegar la masa, que es el equivalente al amasado. Lo hacemos con las manos humedecidas, es la única manera de que no se nos pegue. Con este sencillo truco es muy fácil conseguirlo, así que adelante y sin miedo.
  6. Introducimos las manos (como si fueran palas) debajo de la parte superior de la masa, la más alejada a nosotros. Levantamos ligeramente y la atraemos hacia nosotros, la dejamos caer sobre la mitad de la masa que no hemos levantado. Con ello la doblamos por la mitad.
  7. Giramos la bandeja 45º y repetimos la operación tres veces más, girando la bandeja después de cada pliegue.
  8. Cubrimos la masa con un trapo limpio y seco y dejamos reposar 45 minutos. Con ello la masa se relaja y la podemos plegar de nuevo.
  9. Repetimos los cuatro plegados siguiendo las indicaciones anteriores (manos humedecidas, colocadas como palas, girando la bandeja 45º, etc).
  10. Dejamos reposar la masa de nuevo bajo el trapo durante otros 45 minutos más.
  11. A continuación repetimos los cuatro plegados siguiendo las indicaciones anteriores (manos humedecidas, colocadas como palas, girando la bandeja 45º, etc) una última vez y dejamos que repose la masa también una última vez, 45 minutos, cubierta con un trapo.

Horneado y presentación final de las chapatas

  1. En este momento encendemos el horno a 250 ºC con calor arriba y abajo. Introducimos un bandeja de horno en la posición central del horno, en ella vamos a depositar las chapatas formadas.
  2. Espolvoreamos la superficie de trabajo con una cantidad generosa de harina y trasladamos la masa sobre ella. Lo hacemos con cuidado y las manos humedecidas.
  3. Al depositarla sobre la mesa procuramos darle forma rectangular pero sin deformarla demasiado.
  4. Espolvoreamos la masa con más harina y cortamos por la mitad, a lo largo. Si usamos una rasqueta humedecida resultará mucho más fácil y evitamos que se pegue la masa.
  5. Trasladamos las chapatas a una bandeja cubierta con papel vegetal. Usamos esta bandeja para deslizar el papel con las chapatas a la bandeja que tenemos en el horno bien caliente.
  6. Colocamos un recipiente con agua en la base del horno y programamos 15 minutos.
  7. Transcurrido este tiempo retiramos el recipiente con el agua y bajamos la temperatura del horno a 200º C. Programamos 30 minutos más hasta cocer bien las chapatas.
  8. Finalizado el tiempo, apagamos el horno, retiramos las chapatas y dejamos enfriar antes de consumir.

4) Roscón de Reyes

Un clásico de toda la vida que pone el broche de oro a la Navidad. ¿Cómo te gusta? ¿Con relleno? ¿Sin fruta escarchada? Esta vez, en vez de recorrerte todas las confiterías del barrio para encontrar ese en el que esconden un viaje de premio, te propongo esta sencilla receta, que solo hacerla todos juntos, es un premio.

Ingredientes para un roscón de 750gr

  • 360gr de harina de fuerza.
  • 65gr de azúcar.
  • 5,5gr de levadura seca de panadería (o 16,5gr de levadura fresca).
  • 1 huevo.
  • 95gr de leche.
  • 55gr de agua de azahar.
  • 3,5gr de sal.
  • La ralladura de 1 limón y 1 naranja
  • 100gr de mantequilla en pomada (blanda).

Para decorar

  • 1 huevo batido y colado + una cucharadita de agua.
  • Naranja confitada.
  • Azúcar ligéramente humedecida (con muy poca agua).
  • Almendras crudas en bastoncillos o enteras.

Elaboración

  1. Añade en un bol la harina, el azúcar, la sal, la levadura y remueve.todd trapani Z2nld0 wutE unsplash scaled
  2. Incorpora el huevo, la leche, el agua de azahar, la ralladura de limón y naranja. Amasa 3 minutos.
  3. Añade la mantequilla y amasar 20-25 minutos a velocidad 3-4. Cuando al estirar la masa quede una película translúcida y elástica, forma una bola, tapa con film o un paño y deja que triplique su tamaño. 
  4. Coloca la masa en la encimera, forma una bola y aplánala. Haz un agujero en el centro y ve ampliándolo con las dos manos y ligeras presiones (no estires la masa). Sin prisa.
  5. Coloca la masa sobre una bandeja de horno con papel. Cubre con film y deja que doble su tamaño.
  6. Pintala con el huevo con agua y decora con la naranja confitada, bastoncillos de almendras y azúcar humedecida.
  7. Hornea a 180 grados (precalentado) entre 20 y 25 minutos.

 

5) Napolitanas rellenas de crema pastelera y chocolate

Como sabes, para el postre siempre hay hueco. Y más cuando abras el horno y el olor de estas napolitanas invada por completo tu casa. También puedes acompañarlas con helado de vainilla o nueces de macadamia, para darle ese toque fresco de contraste.

Ingredientes

  • 2 lámina de hojaldre rectangular.
  • 6 huevos.
  • 280g de azúcar.
  • 200ml de agua.
  • 400g de cobertura de chocolate.
  • Fideos de chocolate.
  • 500ml de leche.
  • 40g de harina de maíz refinada.
  • Almendra laminada.

Elaboración de la crema pastelera y las napolitanas de chocolate

  1. Empezamos preparando la crema pastelera con suficiente tiempo de antelación, pues tiene que estar fría cuando la usemos para rellenar el hojaldre.
  2. En un recipiente hondo apto para el microondas mezclamos todos los ingredientes y removemos bien con unas varillas para homogeneizar.
  3. Cubrimos con papel film transparente e introducimos en el microondas. Programamos tres minutos a máxima potencia (780W el mio).
  4. Retiramos del microondas, removemos con las varillas y cocemos de nuevo en el microondas a máxima potencia durante dos minutos más.
  5. Sacamos del microondas, removemos para homogeneizar y cubrimos con papel film, en contacto con la crema, para que no se forme costra. Dejamos atemperar antes de guardar en la nevera donde dejaremos que se enfríe por completo.
  6. Cortamos la lámina de hojaldre por la mitad y, después, cortamos cada mitad en tres. Obtendremos seis rectángulos iguales. Tres de ellos los rellenamos con chocolate y los otros tres con crema pastelera.
  7. Cortamos el chocolate en tres trozos iguales y los colocamos en el centro de cada rectángulo de hojaldre. Doblamos uno de los lados de forma que cubra el chocolate y hacemos lo mismo con el otro.
  8. Volteamos y colocamos encima de una bandeja cubierta con papel vegetal. Reservamos mientras preparamos las napolitanas de crema.

Elaboración de las napolitanas de crema pastelera

  1. Para las napolitanas de crema pastelera hacemos lo mismo, pero cubriendo la parte central de cada rectángulo de hojaldre con crema pastelera (que estará ya bien fría).
  2. Doblamos uno de los lados de forma que cubra la crema y hacemos lo mismo con el otro.
  3. Volteamos con mucho cuidado y colocamos encima de la bandeja de horno junto con las otras tres napolitanas de chocolate. Batimos el huevo y pincelamos las seis napolitanas.
  4. Cocemos en el horno, precalentado a 200º C con calor arriba y abajo, durante 20-30 minutos o hasta que veamos que están doradas.
  5. Mientras tanto preparamos un almíbar cociendo el agua y el azúcar en un cacito, a fuego suave, durante 15 minutos.
  6. Cuando las napolitanas estén doradas retiramos la bandeja del horno y, con ayuda de una brocha, pincelamos cada una de ellas con almíbar. Generosamente.
  7. Decoramos las napolitanas con fideos de chocolate y almendra laminada tostada y listas para servir como merienda o desayuno junto con un vaso de leche bien fresca.

También puedes sorprender a tus invitados con un jugoso apple cramble o una rica pvlova de frutos del bosque.

Prada Chef 1 1 1 scaled
Espero que te hayan gustado las recetas, y sobre todo que hayáis disfrutado cocinándolas en familia. Sígueme en Instagram o en mi canal de YouTube, para convertirte en un auténtico MasterChef.