"Una mención especial al sistema de preceptuación de Orvalle"

Fecha: 12/04/2018

#SoydeOrvalle

Testimonios de los 40 años de esta gran familia

VIIIpromocion OrvalleAlumni 20"Mi nombre es Helena Galán, soy Alumni de Orvalle de la promoción de 1990.  Soy abogado y trabajo en el área de Propiedad Intelectual en Sydney (Australia). Tengo cinco hijos, uno de ellos con discapacidad.

Pienso que lo más importante de la educación que recibí en Orvalle es la solidez en valores, que constituyeron los mejores cimientos de mi formación universitaria, y de mi vida a fecha de hoy.

En los últimos 20 años he vivido en diferentes países. He trabajado en distintos tipos de  organizaciones y mis hijos han estado en siete colegios: desde el sistema alemán al británico pasando por otros colegios internacionales y ahora el sistema australiano. Desde tantas experiencias, pienso que en todos los países, sectores y ambientes, se valora enormemente a las personas proactivas, con determinación, solidarias, fuertes, con esperanza, alegres (positivas), con generosidad, respetuosas, con valentía y, por supuesto, con grandes dosis de resiliencia. Las metas de carácter! En resumen, la formación de Orvalle.

Quiero felicitar al equipo de Orvalle por estos 40 años educando mujeres para el futuro, preparándolas y empoderándolas para afrontar el mundo, educando líderes para la empresa, para las organizaciones o para sus familias, personas con habilidades necesarias para marcar una diferencia allá donde elijan estar en la sociedad y, a través de cualquiera de las áreas del conocimiento.

Una mención especial al sistema de preceptuación de Orvalle, algo que es único comparando con otros colegios y que permite una enseñanza realmente personalizada  desde un punto de vista holístico. Crecer aprendiendo a trabajar con la preceptora, una persona que dedica su tiempo y atención a pensar juntas, un tiempo de  presencia, de introspección, de evaluación general de todas las dimensiones de la persona, académicas, espirituales, sociales, emocionales… es un enorme privilegio que sin duda nos ha dejado a todas una capacidad de pensar y relacionarnos con una mayor profundidad de campo.

¡Muchas gracias Orvalle! Os deseo mucha suerte para los próximos 40 años. Esos valores serán más necesarios que nunca para educar a las próximas generaciones."

Helena Galán

Promoción VIII