Educar para servir: marca Orvalle

Fecha: 18/02/2022

El trabajo del personal no docente -secretaría, mantenimiento, limpieza, comedor, rutas…- es lo más parecido a la maquinaria de un reloj suizo. Quizás algunas piezas pueden parecer pequeñas, incluso insignificantes, pero son fundamentales para la exactitud de la hora.

En Orvalle nuestro proyecto educativo y de formación integral, no se limita a lo que el alumnado recibe dentro del aula, sino que en el comedor, en el vestuario, en las rutas o en el recreo, también se educan modales, habilidades de servicio y responsabilidad.

Mª Ángeles Ruiz, conocida y querida por todos como Mari, lleva más de 20 años en el colegio como encargada de office y de limpieza, junto a Rocio Arenas, responsable de intendencia del colegio que realiza una labor fundamental para que este engranaje que es el colegio siga su curso, han compartido a las alumnas la importancia de cuidar los pequeños detalles, para que el colegio siga así de cuidado muchos años más.

''Me he quedado con el objetivo de mejorar cada día algo que vea. Un papel en el suelo en vez de en la papelera, dejar el vestuario ordenado en gimnasia o recoger el material cuando terminamos Robotics''

Martina, alumna de 5º de Primaria

Al finalizar la sesión, las alumnas se han acercado a hablar con Mari y agradecerle su trabajo, siendo aún más conscientes de la importancia de facilitar el trabajo a los demás, y cuidar los pequeños detalles. Como colofón, han visto este video en el que salen algunos de esos protagonistas discretos sin los cuales el colegio dejaría de funcionar. ¡Gracias por vuestra gran labor!