Programa Índicus (educación Infantil)

Inicio/Programa Índicus (educación Infantil)
Programa Índicus (educación Infantil) 2017-01-22T20:55:30+00:00

Índicus es el programa educativo propio de Orvalle para Educación Infantil, que desarrolla la óptima organización neurológica, física y emocional del alumno, preparándole para futuros aprendizajes.

Es un proyecto ambicioso e innovador que apuesta por una amplia estimulación sensorial y por la adquisición e interiorización del conocimiento a través del movimiento, la observación, la manipulación, la experimentación y el juego por rincones. Esta pedagogía se desarrolla en un entorno lúdico y personalizado, que favorece el aprendizaje, la creatividad y fomenta la adquisición de hábitos.

Índicus comprende cinco áreas de actuación:

Inteligencia Emocional

tutoria-colegios-madrid
educarlossentimientosdelosniños
inteligenciaemocionaldeloshijos

Desarrollo de la inteligencia emocional

“La inteligencia emocional es la capacidad de establecer contacto con los propios sentimientos, discernir entre ellos y aprovechar este conocimiento para orientar nuestra conducta, y la capacidad de discernir y responder adecuadamente a los estados de ánimo, temperamento, motivaciones y deseos de los demás”, Daniel Goleman, escritor del best-seller mundial “La inteligencia  emocional“.

En Orvalle impulsamos el desarrollo y fijamos los cimientos de de la inteligencia emocional entre los 3 y 6 años de edad, enseñando progresivamente a dar nombre a sus emociones básicas, a identificar y reconocer los signos de expresión emocional propios y a asociarlos con pensamientos que faciliten una reacción adecuada, para así regular sus emociones de manera correcta.

Gracias a Índicus los alumnos adquieren un vocabulario emocional, reconocen e imitan distintas expresiones de sentimientos, son capaces de identificar y comunicar sus propias emociones y descubren la importancia del lenguaje no verbal para transmitir emociones.

Dentro de esta área las profesoras de infantil del Colegio Orvalle favorecen el contacto personal y la posibilidad de hablar de sentimientos de forma natural en el aula. En acuerdo con las familias y desde ambos entornos se establecen los puntos de referencia necesarios para el desarrollo socio-emocional de cada alumno.

Las herramientas digitales se utilizan como material de refuerzo y ampliación para este proyecto, por ejemplo, pizarras digitales, tablets y ordenadores.

Psicomotricidad

Psicomotricidad Gruesa

La psicomotricidad gruesa ocupa un lugar prioritario dentro de los aprendizajes tempranos del niño. Gracias a Índicus, los alumnos desarrollan en sesiones diarias la motricidad gruesa trabajando patrones que estimulan la organización funcional de las neuronas, generando a su vez nuevos circuitos neuronales que permiten la asimilación de aprendizajes cada vez más complejos, como por ejemplo, la lectura, la escritura, la concentración. Los patrones son organizados a modo de circuito, para que resulten más atractivos para los alumnos y para facilitar la labor de observación del educador.

En los circuitos neuromotores, siempre se va a respetar el ritmo de aprendizaje de cada niño y la evolución del movimiento. Por eso en cada circuito se trabaja los patrones dirigidos a niños de 3 años, otros para 4 años y otros para 5 años. Los diferentes patrones se realizan gradualmente, adecuándose a las capacidades individuales evitando situaciones de incapacidad. El tiempo promedio dedicado a cada sesión es de 20 minutos, cinco días a la semana.

Arrastre, gateo y marcha. Permite organizar el cerebro para futuros aprendizajes, estimular los principales canales de información al cerebro: vista, oído, tacto, afirmar la lateralidad. Esto permite la dominancia de un hemisferio cerebral sobre el otro. Esta dominancia va a favorecer la adquisición de la lectura, la escritura.

Balanceo, rodado, voltear, equilibrios estáticos y dinámicos. Se consigue un correcto tono muscular, controlar los movimientos de la  cabeza y los ojos para orientarnos en el espacio, mantener correctamente nuestro cuerpo en situaciones estáticas y dinámicas, poder controlar el cuerpo en situaciones de equilibrio y desequilibrio reconociendo las zonas de soporte del cuerpo.

Correr, saltar, lanzar y botar. Capacidad para mantener el control del cuerpo en el espacio y en el tiempo, así como la destreza para manipular objetos tanto en estático como en movimiento.

motricidad-fina-hijos-educacion1

Psicomotricidad Fina

La estimulación de la motricidad fina es fundamental antes del aprendizaje de la lecto- escritura. Si analizamos que la escritura requiere de una coordinación y entrenamiento motriz de las manos, nos damos cuenta que es de suma importancia realizar unos ejercicios para lograr el dominio y destreza de los músculos finos.

Ejercicios Bucofaciales

Teniendo en cuenta que para hablar debemos ser capaces de tener gran agilidad en la lengua, hacerla vibrar, por ejemplo para pronunciar la r, tener fuerza, etc. Por ello, trabajamos los órganos fonoarticulatorios: labios, lengua, mandíbula, paladar…Con estos ejercicios el alumno pueda adquirir la agilidad y coordinación necesarias para hablar de una forma correcta.

entrenamientobucofacial1
entrenamientobucofacial2

Entrenamiento Visual

Teniendo en cuenta que de 3 a 6 años se desarrolla completamente toda la visión, la percepción del espacio visual orientado, el esquema corporal, la lateralidad y direccionalidad tienen una misma base : el movimiento coordinado, dirigido y organizado del campo visual del niño van a permitir que el alumno se inicie en la lectoescritura.

Todo los días durante 10 minutos trabajamos ejercicios de movilidad ocular que mejoran la coordinación motriz entre los dos ojos, la percepción del espacio en tres dimensiones, la capacidad de enfoque así como el resto de las habilidades visuales y así el niño conseguirá estar preparado para enfrentarse a las exigencias escolares, que son eminentemente visuales.

Lectoescritura

Antes de enseñar a leer y a escribir, hay que ordenar física y neurológicamente al alumno

importancia-educacioninfantil

Primero el desarrollo sensorial y motriz

A través de la psicomotricidad, el alumno alcanza un adecuado nivel de desarrollo sensorial y motriz, además de un dominio de los movimientos básicos. Esto le permite adquirir mayor fluidez, tonicidad muscular, direccionalidad, segmentación y, consecuentemente, mayor claridad y rapidez en la escritura. Para desarrollar la motricidad fina, los alumnos trabajan con diferentes materiales para desarrollar la precisión y coordinación de los ojos, las manos y los dedos y las acciones viso-manuales.

¡Antes de coger el lápiz!

Como pasos previos a darle el lápiz y el papel para que realice trazos, en Orvalle procuramos ejercitar los siguientes aspectos:

  • El conocimiento y control de su propio cuerpo
  • El fortalecimiento de los músculos de los dedos y las manos para conseguir precisión en la presión de los dedos (motricidad fina)
  • La percepción e interiorización del ritmo
  • El logro de una correcta lateralidad
  • La organización espacio-temporal
  • El desarrollo de la atención

El alumno desarrolla una correcta direccionalidad, control del pulso, orientación espacial y coordinación viso-motriz

aprenderaleer-loshijos-educacion

¡Comenzamos a escribir...

El aprendizaje de trazos se realiza en distintas sesiones y el tipo y número de ellos dependerá de la edad del alumno. Antes de realizar el trazo en papel, lo ejercitan con el dedo en el aire, en arena, harina, papel continuo, en el suelo, con pintura de dedos, etc. Más adelante utilizan ceras, tizas y rotuladores de gran grosor y, ya alcanzado cierto grado de madurez, los alumnos comienzan a utilizar el lápiz.

...y ahora a leer!

El aprendizaje de la lectura comienza en 1º de Infantil a través de bits de palabras, juegos que favorecen la adquisición de vocabulario y actividades grupales de animación a la lectura. En 2º de Infantil el método pasa a ser globalizado y analítico gracias a que el alumno comienza a distinguir las letras dentro de la palabra y a leer de forma individual con su profesora. Por último, en 3º alcanzan un nivel más analítico, puesto que el estudiante ya ha adquirido una mayor madurez y puede leer a diario con su profesora, respetando el nivel de cada alumno y siempre en un entorno motivador, con ilusión y ganas de aprender.

Pensamiento lógico-matemático

"Tengo un problema y soy capaz de resolverlo yo solo"

Gracias al proyecto Índicus del Colegio Orvalle, durante la etapa de Educación Infantil los alumnos consiguen organizar todo el conocimiento que poseen del entorno que les rodea y analizar y comprender de forma autónoma las nuevas situaciones que se les presentan.

Habilidades cognitivas para resolver el día a día

En Orvalle, para conseguir esos objetivos, trabajamos las siguientes áreas:

  • Concepto de número
  • Operaciones aritméticas
  • Resolución de problemas

Estas áreas se reflejan en la adquisición de las habilidades cognitivas (atención, memoria, razonamiento, percepción), el lenguaje (vocabulario dirigido a adquirir conceptos matemáticos: más/menos, falta/sobra, grande/pequeño, añadir/quitar,…) y los conceptos matemáticos básicos (forma, tamaño, cantidad, orden, posición, conocimiento corporal…).

"Aprendo a descubrir y asociar nuevos conocimientos"

Estos conocimientos al principio se encuentran aislados. Con la guía de la profesora los alumnos descubren las diferencias y semejanzas que hay entre las cosas y aprenden a agruparlas según sus características, desarrollando así el razonamiento lógico-matemático.

Desarrollo de la lógica y la autonomía desde pequeños

El desarrollo de la lógica, fundamental para fomentar el pensamiento crítico  y científico, lo basamos en la verbalización, el razonamiento, la observación, la experimentación, la reflexión, la manipulación, el análisis, la asociación y el juego. Realizan actividades como: el “problema del día”, de comprensión del espacio y del tiempo, adivinanzas, juegos manipulativos (regletas, ajedrez, bloques lógicos, puzles, tangram, etc.) y más.

Bilingüismo: 80% en inglés en el aula de 2 años y 50% en Infantil

En Orvalle el 50% de las actividades educativas se desarrollan en inglés, excepto en el aula de 2 años que es 80%. En esta etapa se inicia el desarrollo del conocimiento y uso adecuado de la lengua inglesa en su manifestación oral y escrita. Asimismo, los alumnos descubren desde temprana edad, otras culturas, costumbres y acentos que le facilitarán el desenvolvimiento y espíritu crítico en una sociedad multicultural.

Con el programa Índicus se sigue el mismo temario en español y en inglés -colores, formas, conceptos básicos, vocabulario, números, etc.- a través de flash cards, PDI, ordenador, iPad y demás recursos pedagógicos como el English Corner.

La inmersión lingüística en Orvalle se prolonga a los espacios fuera del aula. Nuestro profesorado nativo se dirige a los alumnos sólo en inglés y además contamos con auxiliares de conversación que refuerzan la expresión oral en grupos reducidos de alumnos.

Para el aprendizaje de la lectoescritura inglesa usamos el sistema Jolly Phonics, metodología avalada por el Ministerio de Educación Británico. Se trata de un método fonético sintético y multisensorial. A través de imágenes, movimientos y sonidos, los alumnos aprenden a utilizar el código alfabético básico para el comienzo de la lectura y la escritura. También ayuda a la discriminación auditiva, ya que conociendo los sonidos que representan las letras y por tanto los grafemas y palabras, se logra un mayor entendimiento.